Infiltración

La ozonoterapia es un tratamiento inocuo para el paciente pues carece de efectos secundarios. Actualmente se está incluso utilizando en personas sanas, proporcionándoles una estimulación física y psicológica.

El número de sesiones de cada tratamiento depende de la patología del paciente, el método de tratamiento aplicado y de las características personales del paciente, pero generalmente se observan resultados tras las primeras aplicaciones. 

 

Aparato locomotor

  • Artrosis (cadera, rodilla, columna,…)
  • Artritis reumatoide y otras artritis autoinmunes
  • Fibromialgia
  • Hernia discal y conflictos discorradículares
  • Estenosis de canal
  • Espondilitis anquilosante
  • Fibrosis postquirúrgica
  • Epicondilitis
  • Lumbalgia y lumbociatálgia

Neurología

  • Cefalea vascular
  • Depresión
  • Migrañas
  • Cefalea en racimo

Digestivo

  • Hepatitis víricas (B y C)
  • Colitis ulcerosa
  • Enfermedad de Crohn
  • Estreñimiento

Ginecología

  • Vulvovaginitis de repetición
  • Infecciones genito-urinarias por virus, hongos y bacterias

Aparato cardiovascular

  • Úlceras varicosas
  • Úlceras cutáneas
  • Pie diabético
  • Claudicación intermitente
  • Insuficiencia venosa

Dermatología

  • Acné
  • Herpes Simple y Zoster
  • Micosis
  • Quemaduras
  • Psoriasis
  • Forunculosis- Abcesos

Otorrinolaringología

OTORRINOLARINGOLOGÍA

  • Vértigos y/o Mareos
  • Amigdalitis y Faringitis de repetición
  • Sinusitis crónica
  • Acúfeno- Tinitis

Urología

  • Infecciones urinarias recidivantes
  • Cistitis de repetición
  • Infecciones rebeldes

Antienvejecimiento y estética

  • Lipodistrofía localizada (Celulitis)
  • Envejecimiento de la piel
  • Para rejuvenecer la salud física y la estética en general

Geriátricas

  • Cansancio
  • Pérdida de memoria
  • Debilidad
  • Fatiga crónica
  • Depresión y trastorno del ánimo
  • Nerviosismo e insomnio